Simples Cosas

/
4 Comentarios


Entonces, le vi marchar y no impedí que se fuera.
Él tampoco impidió que me quedara, debió llevarme consigo.
"El amor acaba". Pensamos ambos  mientras nuestros pies construían paso a paso una distancia entre nuestros cuerpos que no alcanzaba a separar nuestras almas.
Éramos tontos. Demasiado tontos e inexpertos para saber que si los enamorados fracasan es por creer que cuando el amor los toca ya está hecho. Y no, allí es justo cuando hay que empezar a hacerlo.






4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Así es.. Gracias, Javier!! Saludos!! ;)

      Eliminar
  2. Hacer el amor, construirlo... es cierto que hay quien nunca lo comprende, aunque lleve muchos años emparejado...

    Abrazo, Fritzy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Andoni!! Eso es verdad. Aunque comprenderlo no lo es todo. Nos pasamos la vida entendiendo muchas cosas y a la hora de llevarlas a la práctica pareciera que la comprensión adquirida se ausenta o nos rebasa y volvemos a comportarnos como idiotas..

      Muchas gracias, Andoni!! ¡Un abrazote!! ;)

      Eliminar

¡Coméntenos! Claro que mordemos, pero desde aquí no podemos hacerlo.

El mundo ya tiene demasiadas imitaciones. Defienda la originalidad. Con la tecnología de Blogger.